Cualquiera que haya pasado por la calle Villanueva, a la altura de la Biblioteca Nacional, se habrá percatado de un espectacular local de dos plantas, con techos altos, formas redondas en sus muros y una llamativa escalera volada. Sin embargo, lo que más llama la atención desde el exterior, es su imponente muestrario de carnes.

Al entrar, aún es mayor el asombro, cuando lo que nos recibe es una impoluta cocina a la vista. La transparencia será una de las señas de identidad de este restaurante monoproducto especializado en carnes llamado SQD, propiedad del exfutbolista francés Julien Escudé y su mujer Carolina Ruiz.

En la carta destaca, como no podía ser menos, el producto franco-español, con carnes de vaca morena francesa, rubia gallega y auténtico buey. Una selección que –y aquí viene una de las singularidades del lugar– es mostrada, cortada y pesada delante de la mesa, con una explicación previa de las virtudes y andanzas del animal.

Además de a la brasa, en SQD la carne se puede disfrutar en formato tartar –probablemente uno de los mejores de Madrid y que hace recordar al del desaparecido Edelweiss–, cecina –muy fina y sabrosa– o en tiras especiadas –llamada spaghetti del Bósforo–. A su lado, como acompañantes, no desentonan unas patatas a la parisina o un salteado de setas de temporada con espuma de castañas.

Si por algo se caracteriza SQD es por su cuidado gusto en el detalle. Los vinos están seleccionados por Telmo Rodríguez de La Tintorería, los cuchillos son de Laguiole –una de las marcas de referencia en Francia– y la carne ha sido elegida previamente por el carnicero Yves-Marie le Bourdonnec. A todo esto hay que añadir un elaborado carro de postres, imprescindible el Tatin y la île flottante (merengue flotando sobre crema inglesa recubierta de caramelo y almendras). Por último, llamar la atención sobre el club de socios que acaban de crear, donde los más habituales cuentan con su propio cuchillo en el que aparece su nombre grabado.

Todos los días tienen desayunos (de lunes a viernes de 9h a 12h), a elegir entre dos variantes, el madrileño o el parisino, con sus correspondientes croissants; y un menú de mediodía compuesto por un entrante a elegir y un plato único dependiendo del día (entrecot los lunes, corona de cerdo los martes, picaña de norilla los miércoles, steak tartar los jueves y solomillo al roquefort los viernes). Los amantes de la carne tienen un nuevo lugar al que acudir en procesión.

Fotos: Álvaro de la Fuente

Precios


40€ de media

Horario


De lunes a miércoles de 13:30 a 00h. De jueves a sábado de 13:30 a 01:30h

Teléfono


91 435 30 71

Dirección

Metro


Colón

Online