Ahora que la presencia del producto de temporada es lo que marca la mayoría de cartas, es de agradecer que se reivindique la huerta de Navarra, una de las mejores de la península. Así ocurre que las verduras son las auténticas protagonistas, aunque no solo, en Tierra del Queiles, el restaurante navarro asentado en la calle Hermosilla, lugar de amplia tradición tabernera.

Sus dueños, navarros, como no podía ser menos, importan semanalmente lo más selecto de una finca ecológica, verduras de la temporada en curso como borrajas, cardos, tomates, pochas, espárragos, alcachofas… Nada se les resiste, siempre respetando el producto y ofreciendo una calidad sin igual. El cocinero que les acompaña lleva con ellos más de ocho años y es todo un experto en las cazuelas y recetarios de la zona.

De esta forma, podemos encontrar en su carta platos frescos, ligeros y sencillos, como unas pencas de acelga rellenas de Idiazábal e ibérico con frutos secos, envueltas en una fina capa de tempura; una menestra variada con judías verdes perona, guisantes finos, alcachofas de Tudela, espárrago blanco, jamón ibérico y un aceite de arbequina de la zona. A todo esto hay que sumarle unos estupendos pescados que les da su cercanía con el Cantábrico. No puedes marcharte sin probar alguno de ellos: el taco de bacalao gratinado con compota de tomate y albahaca, o la merluza de pincho con tártara de olivas negras y tomate caramelizado.

La parte más dulce del menú también tiene un hueco en la gastronomía navarra, por eso mismo se intenta potenciar los productos de la zona combinándolos con propuestas más actuales. Un ejemplo es la teja, propia del valle del Queiles, que aquí se alterna con una crema de queso fresco, frutos rojos y menta.

Además, desde la parte de la barra, a pie de calle, se están potenciando los desayunos y las horas del afterwork. Los primeros, con una carta elaborada por una nutricionista, donde se impulsan desayunos naturales, ligeros y equilibrados en dos modalidades: ‘fit ibérico’ (con su tostada de pan integral, su tomate, su tortilla de claras de huevo y su jamón ibérico) y ‘fit vegetariano’ (con muesli casero, copos de avena, frutos secos naturales y fruta fresca con leche de soja o desnatada). Por la tarde, lo que predominan son los cócteles, los ricos vinos del lugar (el Príncipe de Viana crianza, no falla) y una amplia muestra de pinchos, donde se incluyen su insuperable tortilla de patatas, las croquetas de bacalao –otro clásico de la casa–, la tabla de quesos –con el Idiazabal y el roncal como estrellas– y los fajitos –un calabacín relleno de bacon, queso y una cola de langostino–. Navarra conquista, y no solo por su huerta.

Fotos: Carlos León.

Precios


35€ de media. Menú (días laborables) 13,50€

Horario


Abierto de lunes a domingo de 08h a 00:30h

Teléfono


914 353 470

Dirección

Metro


Serrano

Online