Cierto es que cada vez hay más hoteles en el centro de Madrid con un cuidado diseño y una buena oferta gastronómica. Aunque se echaba en falta un verdadero espacio gastronómico, con cocina ininterrumpida durante todo el día y que además tuviera un concepto más moderno y abierto de lo que puede dar de sí el restaurante de un hotel. Eso es lo que ofrece Bellini food & bar, una forma más cercana, ágil y accesible de acercarse a las nuevas creaciones de hoy en día, con un toque de vanguardia.

Todo ello dentro de un renovado hotel Vincci Centrum, que ha visto cómo sus 87 habitaciones han sido reformadas por completo y adaptadas a los gustos de hoy en día. Eso se ha visto reflejado en la zona del lounge, el lugar donde se encuentra el nuevo bistró. Ha sido la decoradora Beatriz Silveira la encargada de darle un aire nuevo a este espacio, que puede divisarse desde la calle Cedaceros, un punto estratégico entre la zona de Sol y el barrio de Las Letras.

El lugar, elegante a la par que discreto, hace un muy buen uso de del diseño escandinavo, de los tonos neutros y del mármol. El botellero de color verde turquesa, diseñado por Silveira, mantiene una conversación con una de las espectaculares lámparas, mientras que el suelo hidráulico se comunica de manera desenfadada con el roble natural de las paredes. Los sofás y las sillas son de una belleza y comodidad que es necesario resaltar. ¿Recuerdas aquella oficina de Madison Avenue en Mad Men?

En la cocina cuentan con la argentina Carolina Damm, formada en lugares tan diversos como el Celler de Can Roca, Arola, la Gastrocroqueteria de Chema o la Cevicucheria. La idea está clara: platos que puedan compartirse, originales y donde la materia prima es la protagonista. De esta manera es obligado probar la ensalada ‘rainbow’ con quinoa, pimientos y cebollino, muy fresca y natural; unas croquetas de champiñones y queso manchego, rebozadas en panko; unas alitas de pollo en salsa barbacoa, realizadas a fuego lento durante doce horas; o un arroz con marisco y vieiras. De postre, un brownie de chocolate y una tarta de queso, dulces que en manos de Damm cobran mas relevancia, al ser una consumada repostera.

Como viene siendo norma en muchos de los mejores restaurantes, aquí se dignifica el producto de mercado, aprovechando los pescados del día y las verduras de temporada, primando la materia prima, con una cocina responsable y cercana. Lo mismo ocurre con los vinos, donde se puede encontrar un Juan Gil de uva monastrell, de la D.O. Jumilla, un vino sabroso y equilibrado. Por las tardes, además, se puede probar un Bellini obra de su acreditado bartender, Antonio Basuto.

Precios


40€ de media

Horario


Abierto de lunes a domingo de 11h a 01h.

Teléfono

Dirección

Metro


Sevilla

Online