Caminando por Fernando VI se percibe enseguida que ésta se ha convertido en una de las calles de moda Prêt-à-Porter más interesantes del barrio de Las Salesas. Las jóvenes promesas del diseño y la confección acaparan buena parte de los escaparates, pero atentos, porque no todo está a pie de calle. Hay veces que merece la pena indagar un poco más y fijarse en los pisos superiores; solo así uno puede toparse con joyitas como Impúribus, una firma con muy pocos años a sus espaldas pero cuyos diseños han provocado gratas sorpresas entre el público femenino, más allá de los límites del barrio.

Se trata de un atelier de diseño a medida oculto en la primera planta de un edificio histórico, y consagrado a las líneas rectas, a la geometría pura, a los detalles meticulosos y a las siluetas estructuradas, porque cada prenda toma su inspiración de la arquitectura y se diseña siguiendo sus preceptos. Esta visión tan particular de la moda se debe a que Sara García, la joven diseñadora que hay detrás de Impúribus, es una licenciada en arquitectura y ex-aparejadora de profesión, que decidió dejarlo todo -menos la inspiración- para formarse en diseño de moda en el IED. De esto hace ya cinco años, once colecciones (dos por temporada, como mandan los cánones de la pasarela) y el reconocimiento como una de las mejores firmas españolas en 2012 y 2013 por VOGUE España.

Si hubiera que definir su estilo con una sola palabra, sería atemporal, porque lejos de regirse por las modas, Impúribus prefiere marcar su propia tendencia a partir de una imagen minimalista. Y aunque en apariencia pueda resultar sencilla, Sara desvela que su diseño y patronaje son de una complejidad notable, como ocurre en la colección ‘Dome’ para la temporada primavera/verano 2016, que bebe de las formas y elementos de una gran construcción: la catedral de Zamora, su ciudad natal.

Troquelados, costuras hacia fuera, patrón origami o superposiciones en ‘tégola’ (imitando un material para tejados que se coloca en escamas) son solo algunas de las alternativas que presentan sus creaciones, apoyadas siempre en las posibilidades estructurales que brinda la fusión de tejidos nobles (satén, crepe o seda) con los técnicos (como el polipiel) que Sara realiza en cada prenda. El resultado son vestidos, faldas y abrigos muy versátiles, incluso en el caso de los vestidos de novia, en los que apuesta más por los contrastes con las texturas que con los colores. Priman las tonalidades lisas en celestes, blancos, amarillos o grises, alcanzando en algunos modelos tonalidades más llamativas, como ciruela, verde anís o azul pavo real.

Pero todo es relativo, porque al tratarse de un taller de diseño a medida, si la clienta lo desea se pueden buscar otras opciones, siempre que el resultado sea acorde con el espíritu geométrico y de líneas puras de Impúribus, la firma que nació de la arquitectura.

Fotos: Alfonso Ondarroa.

Precios


Vestidos a medida desde 200€

Horario


Con cita previa

Teléfono


651 676 852

Dirección

Metro


Alonso Martínez

Online