Restaurantes para grupos: cuando la excusa es celebrar

Siempre hay motivos para celebrar, ya sea un cumpleaños, una boda, un bebé o el Año Nuevo. Y si no hay… se inventan. Lo que importa es reunirse alrededor de una mesa para charlar y pasar un rato divertido con familiares y amigos con los que a veces cuesta tanto quedar. Y si la mesa es grande, mucho mejor. Te recomendamos cuatro restaurantes ideales para grupos en los que la decoración, el ambiente y por supuesto la comida, completarán una velada inolvidable en buena compañía.

La Canica de la Infanta

La Canica ha abierto su segundo restaurante en Infanta Mercedes, 105 (<M> Plaza de Castilla) tras dos años invitándonos a ‘jugar’ con la comida en Campo de las Naciones. Y lo ha hecho para quedarse. El joven –pero sobradamente preparado– chef Sergio Martínez traslada a Madrid el mismo concepto de buen producto, cocina renovada y precios razonables de La Canica original, y en las inmediaciones de la Plaza de Castilla unas grandes cristaleras abatibles vuelven a hacernos sentir como en casa. Una decoración cálida pero llena de contrastes, obra de Zooco Estudio, viste una carta llena de platos sencillos y bien hechos como las alcachofas de temporada rebozadas con aceitunas sanguinas o los buñuelos de merluza de pincho tintados al eneldo, que dan paso a las setas shiitake salteadas con ali oli de miel, ensaladilla rusa con crujiente de pan de aceite de oliva y, por supuesto, Las Canicas del Chef (croquetas de estofado de carrillera). Todo delicioso y perfecto para compartir. Entre los platos fuertes destaca la pluma ibérica 100% bellota a la parrilla, ajil y parmentier de sobrasada dulce, el pollo picantón asado con champagne y trufa, y la merluza de pincho de Celeiro a la romana, emulsión de chirimoya y pimientos del padrón, aunque no hay que olvidar los arroces, elaborados con sémola de trigo, seña de identidad de la cocina de Martínez. En la zona de barra se pueden tomar los estupendos cócteles de Óscar Pino o disfrutar de la comida de una manera más informal en mesas altas.

De lunes a jueves de 13 a 00:30h, viernes y sábado de 13 a 01:30h, domingo de 13 a 00:30h. Teléfono: 91 572 00 52 / 91 502 26 70. Precio medio: 35€.

la-canica-de-la-infanta

La Cava del Meninas

En pleno centro del Madrid de los Austrias, a tan solo unos pasos de la plaza de Ópera y el Palacio Real, nos encontramos una cueva oculta bajo tierra que, si bien se parece a las que abundan en la zona, tiene algo especial. La Cava del Meninas (Campomanes, 7 <M> Ópera) es un restaurante ubicado en las antiguas bodegas de un edificio burgués del siglo XIX, con la elegancia y sofisticación que eso conlleva, y además es el lugar perfecto para degustar una excelente cocina de mercado con rasgos mediterráneos en un ambiente de lo más tranquilo. La fusión de muebles de aire vintage y detalles modernos, nos introduce en una atmósfera casi de cuento, que nos lleva de la mano a conocer el principal protagonista de una carta honesta y sin grandes aspiraciones: el producto nacional de calidad. En el sugerente menú descubrimos entrantes y platos principales mezclados en un mismo listado con la idea de abrir el apetito y compartir, como el pulpo con pimentón y aceite de oliva, las anchoas de Santoña en aceite de oliva o las tablas de selección de quesos españoles, seguidos de opciones más contundentes como la lasaña de carne, el risotto de setas con virutas de parmesano, el lomo de bacalao confitado y salsa de tomate o el rabo de toro a la cordobesa con puré de patatas. Merece la pena dejar hueco para exquisitos postres caseros como el arroz con leche al estilo asturiano, la tarta tatin de manzana con helado artesano de mascarpone, acompañados con una copa de vino dulce.

De lunes a sábado de 20 a 00h. Teléfono: 91 541 28 05. Precio medio: 25€.

la-cava-del-meninas

Sasha Boom

Platos para tomar en barra, creaciones líquidas de autor para acompañar y DJ nocturno. Esta es la propuesta de Sasha Boom (Raimundo Fernández Villaverde, 26 <M>Cuatro Caminos) uno de los nuevos inquilinos de la insaciable zona que rodea a la calle Ponzano. Urbana e informal de día, señorial y elegante de noche, la iniciativa del hostelero François Poplawsky y el chef Jaime Renedo continúa con la misma filosofía de mestizaje de sabores, texturas e ingredientes exóticos que ya iniciara su exitoso Pink Monkey. Sasha Boom resume su visión de la cocina del mundo a través de la fusión de Oriente Medio y el Mediterráneo. Es lo mismo pero no es igual. La diferencia está en la oferta culinaria y también en la líquida. A pie de barra, los sugerentes aperitivos y platos de tapeo a la carta (así como el menú degustación) están pensados para maridar con una cuidada selección de vinos pertenecientes a pequeñas bodegas, o acompañar con las creaciones de autor de los bartenders Igor Lameiras y Alexis Cárdenas Rodríguez, al frente de la coctelería. Tiraditos, ceviches, dumplings, baos y otros grandes hits de la cocina y la cultura asiática se riegan con fórmulas mixológicas como el Ling Ling (dulce combinado con sake, licor de almendra, linaza y zumo de lima), el Julep Fresh Bali (una particular versión del Mint Julep, con ron blanco y ginger beer) o un Mojito hecho con kiwi y hojas de la aromática huacatay peruana. Es durante el afterwork y la cena cuando la desenfadada pero elegante atmósfera del local, diseñado por el interiorista Juanjo Taboada, urbana y señorial a la vez, se aprecia en todo su esplendor con animadas sesiones de DJ los fines de semana.

De lunes a domingo de 13 a 16h y de 21 a 23h, domingos de 14 a 17h. Teléfono: 91 199 50 10. Precio medio: 35€.

sasha_boom-comedor

BiBo

Ha sido la apertura gastronómica más esperada de 2016. Dani García (dos estrellas Michelin) ha aterrizado en la capital en el gigantesco globo aerostático colgado sobre la barra central de un local de 800 metros cuadrados iluminado por 7.000 bombillas que llevan la impronta del interiorista del momento, Lázaro Rosa-Violán. Una ambiciosa propuesta en la que el chef importa recetas de BiBo Marbella en platos marineros, carnívoros y frituras para compartir, conformando una carta para todos los gustos y bolsillos con influencias francesas, italianas, japonesas y peruanas pero fiel al producto del sur. En BiBo Madrid (Paseo de la Castellana, 52 <M> Gregorio Marañón) están representados sus grandes éxitos malagueños, como el brioche de rabo de toro, la ensaladilla rusa con huevos fritos de codorniz o las croquetas hechas con la tempura de la fritura andaluza, aunque también hay nuevas creaciones –como el Baby Hot Dog– y platos ya icónicos de la cocina de Dani García, como el gazpacho de cerezas o el yogur de foie. En su vocación de punto de encuentro, BiBo Madrid incorpora la sección #BiBofamily a la carta, con propuestas para compartir en familia o entre amigos, como el pollo relleno Bourgogne Label Rouge con maíz a la parrilla, mazorcas encurtidas, espinacas y setas, el chuletón de Black Angus empanado, el filete de lomo alto de un kilo a la parrilla o el pato asado Challandes de Burgaud. Recetas caseras para comer entre cuatro o cinco personas fuera de casa pero casi como en casa. Un bar de atún salvaje de Almadraba donde se elaboran platos en vivo y en directo, una carta de vinos ecléctica con cerca de 500 referencias de distintas regiones y una selección de 60 vinos andaluces, y una barra de cócteles vanguardistas con sabores del mundo completan la experiencia de este espacio, que tiene vida y movimiento a todas horas.

De lunes a domingo de 13 a 16h y de 20 a 00h (meriendas y cocina fría de 16 a 19:30h), sábados y domingos de 12 a 14h. Teléfono: 91 805 25 56. Precio medio: 45€.

bibo-madrid